Historia de un taxista cap 02

Era sábado seguíamos en verano para ser exacto en el mes de  febrero, meses de vacaciones de los colegios y universidades,  yo trabajaba de noche los fines de semana, estaba por el distrito de barranco  por la plaza debido a que en la madrugada  ( 2 am ) es zona donde hay bastante demanda por las personas que salen del boulevard que se encuentra al lado, cuando veo una pareja unos 25 a 30 años, me pararon para ir a Lince por Rizzo donde están los hoteles me comentaron, le dije un precio razonable, por la cara del hombre sabía que iba aceptar  y aceptaron era una carrera sumamente tranquila por la hora y porque la pareja no estaba en estado de ebriedad solo un poco entrado en tragos por lo que debió ser un trayecto regular sin embargo no lo fue.

Todo comenzó unas cuantas cuadras desde comencé a avanzar la pareja comenzaron darse besos, hasta ese punto era normal, pero por el espejo retrovisor se veía que la temperatura subía entramos a la vía expresa y la señorita se quitó la blusa yo no decía nada solo observaba a traves del espejo, me habían comentado muchas veces de este tipo de trayectos otros compañeros, pero nunca me había pasado era como ver una porno en vivo, hasta ese punto todo estaba bien. Pero la temperatura seguía subiendo y comienzan con toqueteos cada vez más intensos y con sonidos de parte de la señorita ya ese punto era incomodo porque era algo muy exhibicionista a mi gusto, pero todavía no había pasado lo peor.

Y no es que me haya parado algún agente de la ley, hubiera querido que fuera eso, cuando de repente siento que me comienzan a tocar el hombro y era que la chica había comenzado a tocarme ya estábamos cerca de llegar al destino, entre Javier prado y peti tuars,  con lo que opte por hacerme el loco acariciar la mano de chica todo bien, cuando veo por el espejo que le comienzan a bajarle el cierre a su jean de la señorita, yo comencé a avanzar más lento no me quería perder nada aprovechar hasta el final, hasta pensaba decir para ir al hotel con ellos cuando todo comenzó perder el sentido.

Pero la chica tan bonita con un cuerpo bastante abundante, no era exactamente una chica fue el momento en que me di cuenta todo lo que estaba pensando, mi mente por creer que estaba viviendo algo único raro soñado para muchos jóvenes que trabajan en taxis o aplicativos se había dejado llevar por la lujuria y dejo pasar varios puntos a considerar en este trayecto me pudieron robar o pude haber hasta chocado por no estar atento al trayecto.

Por eso un consejo para todos cada trayecto es una historia distinta donde algunas tendrán algo pícaro y otros no, pero si te toca vivir algo parecido mira bien las manos de la chica si son muy grandes comienza a sospechar no te vaya pasar lo mismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *